Un entorno virtual de aprendizaje es un conjunto de herramientas destinadas a la enseñanza y el aprendizaje, las cuales ayudan a mejorar la experiencia del aprendizaje en los estudiantes mediante la inclusión de ordenadores e Internet en el proceso educativo. Los principales componentes de una plataforma virtual para el aprendizaje incluyen el mapeo curricular, el seguimiento de los estudiantes, el soporte online, tanto para el profesor como para el estudiante, la comunicación mediante correo electrónico, el chat, los foros de discusión, las publicaciones web, así como los enlaces de Internet a recursos externos.

¿Por qué se recomienda usar un entorno virtual de aprendizaje?

Por lo general, todas las personas que hacen uso de un entorno virtual de aprendizaje se les asigna un ID de profesor o una identificación de estudiante. El maestro ve lo que los estudiantes, sin embargo el maestro tiene la capacidad para crear o modificar el contenido curricular, así como monitorear el desempeño del estudiante. Para muchos especialistas en educación, cada centro educativo debería integrar una plataforma de aprendizaje virtual en sus lecciones para permitir que se convierta en un proceso de enseñanza natural para estudiantes y profesores fuera de las aulas.

Por supuesto, hay muchas y muy buenas razones por las que conviene implementar un entorno de aprendizaje virtual, incluyendo por ejemplo:

  • La comunicación. Es decir, este entorno de aprendizaje virtual abre un número ilimitado de canales de comunicación en distintos formatos como foros de discusión, encuestas, retroalimentación instantánea, en grupo o individualmente.
  • Productividad. Los estudiantes no tienen que estar presentes físicamente para encontrar un maestro que les oriente, lo que hace que su productividad se incremente.
  • Centro de recursos. Con un entorno virtual de aprendizaje, los maestros tienen espacio de almacenamiento online infinito para las presentaciones de diapositivas, documentos de texto, hojas de cálculo, los cuales se pueden mantener seguros y compartir con los estudiantes.
  • Páginas de inicio dinámicas. Los profesores también tienen la oportunidad de crear un espacio virtual emocionante para representar su aula o sujeto.
  • Enlaces a fuentes externas. Con una plataforma de aprendizaje virtual, también se tienen vías de acceso a todos los demás espacios de aprendizaje online que se encuentran conectados con el entorno virtual.
  • Contenido incrustado. Se trata de todo aquel contenido de YouTube, Wikipedia, periódicos, blogs, etc. que puedan ser una referencia y retroalimentación dinámica para la página de inicio.
  • Podcasts y videos. Tanto los profesores como los estudiantes, pueden producir podcasts y videos, contenido que después se puede compartir a través de la propia plataforma.

No obstante que las ventajas de utilizar un entorno de aprendizaje virtual en las escuelas son más que evidentes, hay una gran cantidad de puntos de fricción que se deben considerar. Por ejemplo, los propios estudiantes no están tan familiarizados con el aprendizaje digital, por lo que los profesores tienden a partir de una desventaja, sobre todo porque sus propias habilidades con las TI tienden a ser deficientes.
Además, convertir un entorno virtual de aprendizaje en una plataforma online versátil como el caso de las redes sociales como Facebook, Twitter o Tumblr, es también una tarea muy complicada.

Las aulas virtuales de aprendizaje se pueden crear en cualquier estilo, forma y tamaño, sin embargo el dinamismo es un factor clave para mantener el interés de los estudiantes. Con el incremento en el uso del Internet, los entornos virtuales de aprendizaje son de hecho el futuro de todas las instituciones educativas.

No hay comentarios

Dejar respuesta