Desde que fue lanzado el juego de Pokémon Go para teléfonos móviles, ha habido una gran cantidad de comentarios relacionados con la forma en la que este juego está influyendo en el comportamiento de las personas. En esta ocasión en particular, les queremos hablar acerca de los beneficios de Pokémon Go en la educación.

¿Es bueno que los niños jueguen Pokémon Go?

Aunque muchos han mencionado la preocupación que tienen con respecto al hecho de que los jugadores caminan por las calles distraídos y enfocados en encontrar pokémon, hay muchos más que también han destacado los beneficios del juego para la educación. Para empezar, Pokémon Go en la educación podría estimular la socialización tanto de los grandes como de los chicos, incluso se pueden obtener lecciones de matemáticas, historia y por supuesto hacer mucha actividad física.

También es importante destacar que Pokémon Go en la educación combina las características propias de un juego móvil, con la realidad aumentada mediante la tecnología de localización y el uso de la cámara. Los niños puedes jugar incluso con su teléfono en el bolsillo ya que el juego les notifica justo el momento en el que se encuentra cerca un pokémon para que puedan capturarlo.

El juego también ofrece una nueva forma de interactuar con el entorno e incluso conocer a otras personas con el mismo pasatiempo. No solo eso, para los niños y los adolescentes que suelen pasar muchas horas en las redes sociales o viendo televisión, Pokémon Go les ofrece una forma conveniente de disfrutar de su entorno, salir de casa, caminar por su barrio, conocer lugares, interactuar con otras personas, incluso aprenden historia sobre los sitios donde capturan a los pokémon.

¿Cómo beneficia Pokémon Go en la educación digital?

Hay muchas formas en las que Pokémon Go beneficia a la educación de los niños, comenzando por el hecho de que les enseña conceptos relacionados con la geolocalización y las matemáticas. Gracias a esto ellos pueden aprender un poco más acerca de la distancia, las coordinadas, los planos y las direcciones.

Además, cada vez que capturan un pokémon, ellos pueden conocer sus características de peso y altura, además que pueden visualizar la ubicación en un mapa del lugar donde lo capturaron. Igualmente es un juego que les enseña la forma en la que pueden llevar un registro de sus actividades, ya que se incluye una especie de “Diario”, en el que se puede conocer la fecha y la hora, así como el tipo de pokémon que se ha capturado.

El juego también promueve su competitividad, ya que la intención es que cada jugador se convierta en el mejor entrenador pokémon, capturando a todas las criaturas disponibles. De igual forma les enseña a distinguir las diferencias entre los tipos de pokémon que pueden capturar y además les da la oportunidad de conocer lugares históricos o sitios que nunca han visitado.

De hecho se sabe que muchos pokémon se encuentran ubicados en lugares y sitios históricos como el caso de monumentos, museos, universidades, iglesias, plazas. Sumado a todo ello, el juego también combate el sedentarismo, ya que obliga a los pequeños a moverse y salir de casa, respirar aire fresco e interactuar con su entorno.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta